Nueva dirección de Xoxoctli

http://xoxoctli.mexinetica.com/

 

 

Advertisements
Posted in Uncategorized | Leave a comment

Adios al axolotl, adios a los glaciares.

El valle de México hace no muchos años poseía enormes lagos y condiciones climáticas privilegiadas que lo convirtieron en el hogar de importantes civilizaciones precolombinas. La Anáhuac, como le llamaban en aquel entonces y que en náhuatl quiere decir tierra rodeada por agua, fue testigo del surgimiento y esplendor de numerosos poblados. Fue precisamente en la Anáhuac donde surgió, de entre los lagos, la ciudad más grande de Mesoamérica: México- Tenochtitlan.

La imponente Tenochtitlan provocó la admiración de muchos;  imagínense sus enormes calzadas que atravesaban los cristalinos lagos, el complejo sistema de canales y chinampas,  el colosal mercado y los elaborados templos religiosos,  sin olvidar a los  gigantes  nevados aderezando el paisaje.

Los conquistadores europeos quedaron impresionados en su primer contacto con la ciudad. (Si están interesados pueden leer “La gran Tenochtitlan” de Hernán Cortés en sus cartas de relación a carlos V,  Historia Verdadera de la Conquista de la Nueva España” de Bernal Diaz del Castillo,  “Visión de los vencidos. Relaciones indígenas de la Conquista” de Miguel León-Portilla).

Quinientos años después…  la  Ciudad de México sigue siendo una de las ciudades más importantes y grandes de América, increíblemente sigue ubicada en donde se originó Tenochtitlan sólo que ahora ahora es hogar de cerca de 10 millones de personas, se está hundiendo por la desecación de los lagos, se ha aniquilado a buena parte de la fauna y flora endémica, no hay manantiales ni ríos cristalinos y aunque la ciudad sigue siendo resguardada por dos volcanes “enamorados”, el Popocatepetl y el Iztaccíhuatl, sus glaciares que se formaron hace miles de años están próximos a desaparecer.

Esta semana investigadores de la UNAM informaron acerca de dos desalentadores panoramas. Por un lado estiman que los glaciares del Iztaccíhuatl  desaparecerán en el 2015 (nota). Y por otro, estiman que México perderá al ajolote o Axolotl dentro de 15 años debido a la contaminación y urbanización de los muy escasos canales que quedan en la zona sur de la ciudad (nota).

En lo personal estas dos noticias me llenan de tristeza. Son un ejemplo sin duda de los problemas ambientales que se enfrentan a nivel mundial pero, en particular, estos dos casos son de especial interés para los mexicanos y aún más  para los “chilangos”. El axolotl es una especie endémica de los antiguos lagos de Anáhuac. Este “bicho” que, definitivamente tiene más derecho que nadie a portar el gentilicio de “chilango”, ha soportado en los últimos cientos de años las paulatinas desecaciones de los lagos hasta quedar arrinconado en unos cuantos canales de Xochimilco. El axolotl (Ambystoma mexicanum) era un personaje importante en la mitología azteca y su aspecto peculiar ha llamado la atención y ha sido inspiración de más de uno. (Cuento Axolotl de Julio Cortázar)

Decían los Mexicas que el axolotl era un dios que se escabulló de la muerte en varias ocasiones; esperemos que también logre escaparse esta vez.

Mientras tanto, me despido con el temor de que la desaparición de los vestigios del antiguo valle de México sea inminente.  Sería una pena que para las generaciones venideras ya no exista nada en la ciudad de México que les ayude a imaginarse como lucía la tierra de los Mexicas.


La gran Tenochtitlan 1a parte (Descarga Cultura UNAM)

La gran Tenochtitlan 2a parte (Descarga Cultura UNAM)

Posted in Uncategorized | Leave a comment